Villagarcía endosa la segunda derrota seguida del Baloncesto Costa Ártabra

El Sábado se disputó en el Polideportivo Javier Gómez Noya el encuentro correspondiente a la primera jornada de la segunda vuelta y los resultados acontecidos hacían que el Baloncesto Base Costa Ártabra se encontrara matemáticamente salvado y que un año más disputará la temporada que viene la competición de la Primera División Gallega.
El encuentro quedó mal orientado el Viernes en el último entrenamiento semanal, donde Carlos Cotovad y Kevin Rodeiro sufrieron sendos esguinces, leve el primero que condiciono su participación en partido y grave el segundo con un periodo de recuperación estimado de un mes, dio al traste la preparación semanal del partido y todo ello unido a lo poco que se juega el Costa Ártabra y a lo mucho que se juega Villagarcia encontramos un guión a lo acontecido el Sábado.
Salía el BBCA al encuentro sabedor de su superioridad, y sí lo plasmaba en la pista, con rápidas combinaciones y un juego ordenado y veloz que dejaba un primer cuarto de claro dominio local con un 14-8 a favor de los locales.
El segundo cuarto fue más equilibrado, una tímida reacción de los arousanos los lleva a acercarse un poco en el marcador llegando al descanso 27-23 al descanso y la sensación de que el partido está en manos del Baloncesto Base Costa Ártabra en cuanto pise el acelerador.
Llegados a este punto, el Costa Ártabra entra en estado de relajación y el Sigaltec comienza a creerse que puede ganar el partido, se pone a un punto al termino del tercer cuarto 41-40 y se sube al partido definitivamente, lo que hace al BBCA reaccionar y tener el partido en sus manos con tres canastas fáciles falladas en el último cuarto y un último tiro que no entra sobre la bocina que podía haberle dado una inmerecida victoria en el último suspiro.
Poco le queda al Baloncesto Base Costa Ártabra por hacer esta temporada una vez conseguida matemáticamente la salvación más que terminar lo más arriba posible y dando una imagen acorde a lo acontecido en la primera fase donde mantuvo sus opciones de clasificarse para el ascenso hasta la última jornada.