Las costuras del balón

Cinco infantiles del club han querido inmortalizar sus sentimientos en papel y compartirlos con todos nosotros mientras nos mantenemos en cuarentena.

Nunca pensé que pudiera pasar esto, que un bichito tan pequeño pudiera provocar algo tan grande, tanto para la sociedad como para mí.

Este virus nos está ayudando a darnos cuenta de que estamos muy lejos, más de lo que creemos, de nuestros seres queridos, de nuestras pasiones, de nuestra rutina… Nos estamos dando cuenta de que sin eso la vida no tiene color. Ésta situación me ha hecho pensar que todo se puede frenar en seco sin esperarlo y que un virus se corona como el dueño del mundo. 

Alegría, tristeza, rabia, enfado… Múltiples sentimientos.

Echo de menos mi pasión, el baloncesto. Las echo de menos a ellas, mis compañeras; a mis entrenadores, a mi segunda familia. Echo de menos los entrenamientos de los lunes, dejarme la piel entrenando, la rabia que sientes cuando fallas una canasta, un triple o pierdes el balón, el “BAJAD EL CULO Y DEFENDED”, el vestuario.. Echo de menos los partidos, las gradas de Caranza, la gente que viene a vernos jugar, el ambiente, el banquillo arriba cuando se marca un triple, una canasta o una jugada increíble.

Si hubiese sabido que iba a ser el último entrenamiento, me hubiese esforzado al máximo y me hubiera despedido de ellas…

Echo muchisimo de menos este deporte. Echo de menos tantas cosas… Creo que este tiempo nos está haciendo pensar y nos ayuda a encontrarnos a nosotras mismas. Y lo tengo claro, no vamos a bajar la cabeza, la llevaremos más alta todavía. No nos va a ganar, os lo aseguro. 

Volveremos más fuertes y con más ganas.

@claudiavillares


Llevamos dos semanas sin salir de casa , sin ir a un entrenamiento , a un partido , sin verle las caras a las compañeras con las que comparto básicamente mi vida , sin poder cabrearte por todos y cada uno de los fallos debajo de canasta ,por un mal pase.. Y la verdad es que ahora nos damos cuenta de el significado de “no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes”. 

Y es que el baloncesto es algo que siempre lo tuve presente en mi día a día y en mis rutinas semanales , el momento de tener delante una canasta, una compañera que tenga las mismas ganas que tú de tener el balón en las manos, el momento en el que te giras y todo el banquillo está saltando del banquillo celebrando esa canasta, o esa jugada que aunque no haya sumado puntos en el marcador nos ha dejado a todas con la boca abierta. Entrar en el pabellón y ver a otras 12 compañeras y dos entrenadores con las mismas ganas que tú de, ver a el árbitro pitando los tres minutos antes del partido, el momento en el que acaba, pudiendo acabar bien o mal pero acabe bien o mal se echa de menos el no estar en una pista compitiendo, el saber que esto tenemos que ganarlo todos y cada uno de nosotros pero en vez de juntos en un mismo sitio , juntos desde casa. 

JUNTOS PODEMOS??

@sofiaavillarr


Baloncesto; actividad, deporte, juego… indiferente para muchos. Para nosotros, imprescindible. Una forma de vida, una parte de nuestra rutina en la que tratamos  de dedicarle el mayor tiempo posible, en disfrutar de él y de todo lo que le rodea; amistades, quedadas, fiestas, reuniones…

Para nosotros es más que un deporte. 

Cada partido, entrenamiento, reunión, charla… Son únicos, y de cada uno de ellos aprendemos una cantidad increíble de valores; compañerismo, empatía, comprensión… Así como aprender a trabajar en equipo, apoyarnos unos a otros e ir todos a una, además de proporcionarnos la capacidad de superarnos todos los días y de ser ambiciosos y exigentes con nosotros mismos.

Es un deporte a el que la mayoría dedicamos muchas horas, pero lo hacemos por diferentes motivos; algunos como una actividad alternativa a la rutina que les aporte hacer ejercicio físico, otros para pasar un buen rato y hacer amigos, pero muchos de nosotros lo hacemos por ambas razones, pero la principal, es porque nos hace feliz, nos aleja de la monotonía de la rutina, hace que aprendamos tanto individualmente como con un grupo de personas que generalmente practica este deporte por lo mismo que tú. 

El baloncesto nos aporta momentos muy placenteros; como los momentos previos a un partido en el que sentimos esos nervios que a muchos nos cuestan controlar, el acabar un partido y sentir esa sensación de cansancio pero a la vez de satisfacción con tu trabajo, el darle una asistencia a un compañero y celebrar juntos el mérito de esa canasta, el apoyo de tus compañeros cuando no te salen las cosas o el aplauso de tu entrenador con respecto a algo que has hecho. Todas estas sensaciones hacen que cada día nos guste más el baloncesto, que cada día tengamos más ganas de ir a entrenar, de ver a nuestros compañeros y a nuestros entrenadores… Que cada día tengamos más ganas de aprender y de intentar cosas nuevas.

Creo que ahora mismo todos los que estamos enganchados a este deporte, no estamos pasando por nuestro mejor momento, por el simple motivo de que nos está impidiendo hacer lo que más nos gusta; que es practicarlo. Ver a nuestros compañeros y entrenadores, día sí, y día también, de ver a nuestra segunda familia, a las personas con las que pasamos más tiempo; horas de cancha, vestuarios con canciones al máximo volumen del altavoz, fiestas, quedadas, charlas de equipo, discusiones… Pero que a pesar de todo son las personas que siempre queremos ver, de las que no nos cansamos, por mucho que en ocasiones discutimos y peleamos, seguimos quedando para ver partidos todos juntos, para ir a tomar una pizza o ver una película de miedo.

Ahora mismo no podemos vernos, no podemos pasar tiempo juntos, y tampoco podemos practicar nuestro deporte favorito como nos gustaría; todos juntos, pero todos nosotros estamos seguros de que poniendo todos de nuestra parte, pronto volveremos y más fuertes que nunca.

@coirasininsta


Sentimientos…

Los sentimientos son algo que no se puede romper, algo que no se puede conseguir, algo que no se puede perder.

La definición exacta… No la sabemos, ni siquiera internet la sabe.

Todos, quieras o no , sentimos.

Sentir es estar triste, alegre, enfadado…

Pero… Cuándo vienen esos sentimientos? Esa es una pregunta que mucha gente se hace, una pregunta que aún no tiene respuesta,una pregunta que necesita opiniones.

Y cuando se habla de sentimientos no se piensa en los más íntimos sino en los más comunes.

Pues bien, esta es una opinión de un/una deportista que juega al baloncesto:

En el baloncesto hay muchos tipos de sentimientos, hay enfados, alegrías , tristezas…

Muchos diréis que sentirse bien en baloncesto es ganar un partido,pero… Y los torneos? Y las comidas en 2° familia? Y los apoyos de nuestros/as compañeros/as cuando te caes y van todos a levantarte?

Sentirse bien es sentirse acogido por una segunda familia, que en este caso es de baloncesto.

También hay mucha mucha rabia, rabia que no se puede evitar, tanta rabia que llegas a romper a llorar.

Pero…ahí estan, ahí están tus compañeros/as para apoyarte, y si tienes un mal día te apoyan, si no te salen las cosas te ayudan, si pierdes un partido, todas juntas a disfrutar y a mejorar, porque de la derrota se aprende, porque de todo se aprende.

Pero y si te caes… Te haces mucho daño y no puedes volver a jugar en unos meses…

Pues en el momento en el que te caes te levantan , en el momento de rehabilitar te ayudan, están contigo, lo dicho: una SEGUNDA FAMILIA!

Pero..y si hay que estar muchísimo tiempo en casa.. Sin vernos..

Eso ya fastidia más, aunque ahora gracias a la tecnología tenemos con qué hablar y estamos más unidos que siempre y si hay que llorar se llora, si hay que reír se ríe, pero siempre en familia!

Gracias al baloncesto se aprenden cosas increíbles como saber a respetar, saber a querer, saber a disfrutar..

Y hoy sólo se puede agradecer al baloncesto por ser una familia.

Por haber aprendido a ser una familia y…

por caerse 3 veces y LEVANTARSE 10.

Realmente eso es sentir, saber que hay alguien ahí para levantarte si te caes, eso es sentirse bien. 

POR CAERSE Y LEVANTARSE

POR SER UNA FAMILIA 

POR JUGAR AL BALONCESTO✨

@anapoltaibo13


 

No sé ni cómo empezar.

Nunca se me había pasado por la cabeza estar en casa encerrada tantos días y  tampoco que ese bichaco viniera tan tan tan fuerte, sin estar con mi día a día y sin mi mejor amigo, el baloncesto.

Sin estar haciendo la mochila para el cole, sin estar con esos nervios por un examen, sin estar con el miedo porque llega la nota de matemáticas o de física..aunque se piense que no, lo echo de menos. El hacer la mochila y que se me olvide la toalla, o las chanclas o el bosu o incluso nada, lo echo de menos. El enfadarnos unas con otras en el entreno o reírnos, entrenar bien, mal, regular, peor, genial, alucinante, lo echo de menos, los nervios para los partidos, por ganar, o incluso, si perdemos a llorar, eso lo echo de menos y repito todo el rato lo echo de menos porque era mi constancia. 

Los viernes bajábamos todas las del equipo y nos reíamos, comíamos, eso también eso también era parte de mi.

Ahora que llegaba el verano no podemos echarnos para atrás porque quiero disfrutarlo tanto con vosotras bajando, riendo, llorando si hace falta y abrazándonos todo lo que podamos. Ahora q llegaban esos campus guays, esa playita, esa piscinita.. Hay que estar fuertes y matar ese enano que todos contra él se puede, yo estoy convencidísima de que lo vamos a superar. 

Por eso espero veros pronto en la pista y en la calle y volver a mi día a día que prácticamente erais todas y todos vosotros. Como dije al principio este bichaco vino todo lo fuerte que pudo, pues nosotros vamos a ir lo más fuerte que podamos así que todos/as vamos a por él. 

OS QUIERO 

ESPERO QUE OS VAYA TODO GENIAL?

@sofibasket_5